[PARTIDO DEL RECUERDO] El regreso a San Carlos de Apoquindo fue en grande

Tras 13 años sin poder jugar en la precordillera, Católica volvió a recibir a Colo-Colo con una gran demostración de fútbol y una inolvidable goleada.

Lo que sucedió el 16 de octubre de 2011 refleja fielmente el dicho “Los clásicos son partidos aparte”, pues Universidad Católica y Colo-Colo llegaban con realidades totalmente distintas al compromiso. Los Cruzados venían de una irregular campaña y se ubicaban en la medianía de la tabla. Mientras qué Colo-Colo marchaba en el segundo lugar. Sin embargo, y pese al momento de ambos conjuntos, los de “La Franja” querían que el retorno a San Carlos de Apoquindo fuera en grande, y así sucedió.

13 años tuvieron que esperar los fanáticos universitarios para volver a ver a su equipo frente a Colo-Colo en el reducto precordillerano, espera que valió la pena. Con un gran juego y eficacia, los dirigidos en ese entonces por Mario Lepe, avasallaron al rival y se quedaron con el encuentro con un contundente 4-0.

Como indicaba el momento de ambas escuadras, Colo-Colo salió al ataque desde el primer minuto, sin embargo, Católica con inteligencia, orden y buenas transiciones logró contrarrestar los embates colocolinos, aprovechando los espacios de la zaga alba y concretando en los momentos precisos.

Fue así como una de las figuras de la mágica tarde, Milovan Mirosevic, abrió el marcador a los 15 minutos con un certero cabezazo que dejó sin opciones a Juan Castillo. De ahí en más, la fiesta Cruzada fue total.

A los 33 minutos, el propio “Milo” alargó las cifras para Católica y antes que la visita pudiera levantarse de estos dos duros golpes, Felipe Gutiérrez (41’) aprovechó un error de Scotti para estructurar el 3-0. La guinda de la torta llegaría sobre el final de la primera mitad de los pies de Roberto Cereceda.

Con esta casi irremontable ventaja, en el complemento “La Franja” se encargó de manejar las acciones del encuentro y jugar con la desesperación alba. Finalmente el resultado no tuvo variaciones y de esta manera Universidad Católica se quedó con el triunfo por un categórico y expresivo 4-0. Para la estadística quedaron las expulsiones de Cristián Álvarez y Rodrigo Millar sobre el final del partido.

Sin duda una vuelta soñada para todos los hinchas de Católica, quienes presenciaron la gran goleada del equipo de sus amores y que esperan se pueda volver a repetir esta tarde en una nueva versión del clásico con Colo-Colo en San Carlos de Apoquindo.

Comentarios

comentarios

Revisa también

[RIVAL] Partido de inflexión para Colo Colo

El triunfo sobre San Luis de Quillota en la fecha anterior dejó a los dirigidos …