Un partido clave en el ‘66 que sirvió para alcanzar el título

Una fecha antes de alcanzar su cuarta estrella, la UC logró una esforzada victoria ante Everton, que le permitió comenzar a probarse la corona.

Fecha 31 del Campeonato Nacional de 1966 y Universidad Católica mantenía cuatro puntos de ventaja sobre Colo-Colo, su más cercano perseguidor. A igual número de jornadas para el final del certamen, los Cruzados, dirigidos por Luis Vidal, sabían que dependían de sí mismos para alcanzar la cuarta corona en la historia de La Franja.

Conseguir las dos unidades sería vital para esperar lo que hicieran los albos, quienes debían enfrentar a Santiago Morning. Un duelo que en el papel, debían ganar con comodidad. Sin embargo, el “Chago” dijo otra cosa y rescató una igualdad inesperada. Así, un triunfo de la UC ante los de Viña del Mar significaría que en la próxima fecha, si ganaban a San Felipe en el valle de Aconcagua, serían los monarcas.

Al duelo jugado en el Estadio Nacional llegaron más de 36 mil personas, esperanzadas en quedar a un paso de la gloria y ver al equipo volver a dar otra buena exhibición de fútbol. Y las cosas comenzaron como mejor se podía pedir. Tras un primer tiempo de buscar por todas partes la apertura de la cuenta, esta llegó a los 39’, obra de Juan Herrera, quien terminaría siendo la gran figura de la tarde.

En el inicio del complemento, parecía que las cosas se resolvían rápido. A los 47’ y 52’ nuevamente el goleador universitario dejaba las cosas 3 a 0 y la fiesta quedaba servida. A esas alturas, Católica jugaba a su antojo, e incluso, pudo haber marcado el cuarto en un par de ocasiones.

Sin embargo, los Ruleteros tuvieron una rápida reacción en los últimos minutos y a nueve del final, llegaron a quedar 2-3. Ahí, se vivieron momentos de apremio, porque los “Oro y Cielo” comenzaron a jugarse sus opciones, pero la zaga Cruzada resistió de buena manera, encabezada por el “Polo” Vallejos, quien terminó ahogando el tanto del empate en un par de ocasiones con sendas atajadas.

Al final, se terminó consiguiendo el vital triunfo y el festejo se desató en el Nacional, pues los hinchas de Universidad Católica comenzaban a sentirse en lo más alto. La cuarta estrella estaba a un paso.

A la semana siguiente, en San Felipe, Católica no falló. Goleó por 4-2 y volvió a instalarse como el mejor equipo del fútbol chileno en una gran campaña que finalizó con un 70% de rendimiento, gracias a los veinte triunfos conseguidos, ocho empates y solo seis derrotas, en un total de 34 partidos disputados.

Comentarios

comentarios

Revisa también

[RIVAL] Partido de inflexión para Colo Colo

El triunfo sobre San Luis de Quillota en la fecha anterior dejó a los dirigidos …